“Perdón por lo que no llegué a hacer y por lo que no pude evitar”- dice Alberto Fujimori en un mensaje que ha sido profusamente difundido por la televisión. La frase aparece sobre un autorretrato que lo muestra delante de un paisaje de la Sierra del Perú.

Se trata de una obvia alusión a las matanzas que tuvieron lugar en esa región durante el tiempo de la guerra sucia. Para acabar con un terrorismo, el gobierno de entonces impuso otro. La Sierra central fue solamente su epicentro. En Lima y el resto del país, hubo torturas, detenciones y desaparecidos. En el cuartel de Ayacucho, todavía no han terminado de exhumar a las víctimas enterradas allí. Decenas de miles de peruanos pagaron con su vida el hecho de no estar ni en el bando de la rebelión contra el estado ni en el bando del terrorismo estatal.

Quisiéramos creer que se trata de una autocrítica. Sin embargo, como siempre, el dictador hace trampa. “… Por lo que no pude evitar” se refiere claramente a los crímenes de lesa humanidad. La frase transforma a Fujimori en un hombre honesto que no pudo evitar los excesos de los ejecutores. Una vez más, el reo echa toda la culpa a las fuerzas armadas.

Leer más