Eduardo González Viaña

El Correo de Salem

Autor: admin (Página 2 de 16)

El compañero Juvenal

El año pasado, cuando me dijeron en Trujillo que don Juvenal Ñique había cumplido 99 años, decidí ir a visitarlo para que me diera la receta.

Mi amigo, el doctor Daniel Canchucaja, a quien le había pedido que me acompañara, me preguntó:

¿Y dónde quieres visitarlo? ¿En su casa o en su trabajo? Añadió que Juvenal trabajaba en la Universidad César Vallejo.

No le quise creer, pero por las dudas llame por teléfono a ese centro de estudios, y de inmediato me pasaron a su oficina. La persona que me atendió me indicó que el amigo buscado había salido de la oficina hacia un salón para reemplazar en clase a joven profesor que estaba enfermo.

Leer más

¿Por qué no visitó Lima el papa Francisco?

“No siempre sin motivo la actividad de las industrias extractoras se ha visto como una explotación injusta de los recursos naturales y de las poblaciones locales, reducidas, a veces a la esclavitud y obligadas a mudarse, abandonando sus lugares de origen.”

¿Quién dijo estas palabras antimineras?

¿Acaso fue Gregorio Santos?… Entonces, hay que encarcelarlo dieciocho meses sin previo juicio ni acusación probada.

¿Las dijo Marco Arana?… Hay que detenerlo aunque esté sentado pacíficamente en una banca de la plaza de armas de Cajamarca. Hay que llevarlo a la comisaría, darle golpes en los riñones e insultarlo. En toda mención periodística, hay que llamarlo ex-cura.

¿Las proclamó Patria Roja?… ¿Una ONG? ¿Algún partido de izquierda?… A cualquiera de ellos, hay que llamarlos caviares o terroristas.

¿Hubo mucha gente escuchando estas palabras?… La Fuerzas Armadas y policiales tienen derecho de usar sus armas a discreción.

Leer más

Una inmigrante en el paraíso

Lo he contado antes. Un sábado estaba sentado en una banca de un parque de Salem. Gozaba de un buen libro y de una calurosa primavera. De repente, sentí risas femeninas.

Venían de una banca cercana. Eran tan intensas que me interrumpieron la concentración. Eran tan contagiosas que también yo comencé a reír.

Traté de volver a la lectura, pero era imposible. Media hora más tarde, todavía riendo, logré levantarme de la banca y fui a ver a mis vecinas. Hablaban castellano y eran dos. Tal vez de 40 y de 22 años. Las supuse madre e hija, y lo eran. Llegué hasta ellas.

-Señora, por favor. ¿Podría decirme de que nos estamos riendo?

Me respondió Margarita:

-Reímos- me dijo- porque a Marianita, mi hija, la acaban de despedir de su trabajo.- Se puso la mano sobre la boca para no seguir riendo, y continuó:

-El manager dijo que sus papeles eran chuecos.

-¿Lo eran?

– Por supuesto. Mariana y yo somos ilegales.

No pudo contener la risa, y Mariana rió también.

Leer más

USA: los candidatos latinos

Estoy seguro de que Luis Favre es el asesor de imagen de Ted Cruz, precandidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos.

Lo creo porque el “latino” Cruz, un político muy poco recordable en las encuestas, de un momento a otro, ha pasado a convertirse en la persona de quien casi todo el mundo ha hablado la semana pasada.

El señor Cruz lanzó una broma vejatoria contra el vicepresidente Joe Biden en el mismo momento en que éste estaba velando a su hijo Beau, quien murió de cáncer al cerebro a los 46 años de edad.

Ahora todos recuerdan a Ted Cruz… aunque sea como infame. Pienso que tiene que ser una estrategia de Luis Favre porque es el mismo que en el Perú está tratando de convertir a un desabrido PP Monster en una impúdica Jennifer López con tendencias bolcheviques.

La extrema derecha norteamericana tiene los ojos puestos en Cruz y en Marco Rubio para las elecciones próximas. En vista de que el voto hispano ha crecido notablemente, suponen que un “latinou” de pelo negro- aunque sea bizco- puede cortejar con éxito a este importante segmento de la población.

Leer más

El oso peruano de Londres

El peruano más conocido de Londres es un joven inmigrante de sombrero rojo que lleva un sánduche de mermelada de naranja en el bolsillo y una moneda de un sol cosida en el interior de su chaleco. Lo llaman el Oso Paddington.

En realidad, no solo lo llaman así. Es un oso de verdad que, según los cuentos infantiles, llegó aquí desde “el remoto y oscuro Perú.” En ese país, leen los niños ingleses, su anciana tía estaba a punto de entrar en un asilo y, para salvarlo del desamparo, lo embarcó para Inglaterra vestido con un elegante saco rayado de lanilla. Un pequeño letrero colgando de su cuello decía: “Por favor, cuiden a este oso. Muchas gracias.”

Una encantadora familia británica lo adoptó y le puso el apellido Paddington por la estación del tren en que lo encontraron.

Es una pena que los publicistas de Marca Perú no hayan tenido el talento de inventar un personaje tan dulce y metafórico como este. El “remoto y oscuro Perú” recuerda en Londres a quienes leen las noticias internacionales a un país lejano en el que buena parte del territorio ha sido concesionada a empresas extractivas sin tener en cuenta que los recursos mineros son agotables, y que la explotación no produce un número de empleos considerable en comparación con el envenenamiento de la atmósfera y la destrucción del ambiente que causa en regiones habitadas por la mayoría de los peruanos.

Leer más

Página 2 de 16

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén