Eduardo González Viaña

El Correo de Salem

Una rosa para las otras rosas

Una rosa para las otras rosas

Desde hace meses, ha estado cantada la derrota de los socialistas en España.

Muy pocos se preguntaban sin embargo: ¿por que van a ser aplastados los socialistas?… Y la respuesta es sencilla: porque no son socialistas.

No quiero decir que la atribución de tal ideología sea condición para la victoria de alguien. Lo que ocurre es que en circunstancias como las que se viven en el mundo se requieren, además de posiciones firmes y talantes que desafíen la duda y la incertidumbre, una alternativa política que pueda diferenciarse de cualquier otra.

Y la verdad es que resulta bien difícil diferenciar a un “socialista” de un “popular”. Como los teólogos del cuento de Borges, los señores Zapatero y  Rajoy van a tener un serio problema de identidad cuando mueran y vayan  a donde les toque irse. San Pedro o el guardián del fuego eterno no van a saber exactamente quién es quién.

Apostados en las plazas, los “indignados” han estado asegurando durante meses que, gane quien ganare, el resultado va a ser el mismo y se va a concretar  en el recorte de la seguridad social y la disminución de los derechos laborales como supuesto ahorro para aliviar la crisis.

De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas, unas 2000 millones de personas en el planeta viven con menos de dos dólares al día al tiempo que 6 millones de niños mueren pauperizados en lo que muchos califican como un nuevo holocausto.

En los Estados Unidos, tenemos la más avanzada tecnología médica del planeta. Sin embargo, unas 50 millones de personas carecen de seguro. Éste puede ser el destino de España bajo la conducción de unos o de otros.

Por lo tanto, éste debería ser el momento de los socialistas, pero no lo es porque no hay socialistas en España.

Mario Vargas Llosa, en un artículo llamado “Una rosa para Rosa” ofreció su voto para Rosa Díez, lideresa centrista. Según nuestro premio Nobel, la articulación de ese partido al triunfante derechismo de Rajoy impedirá que se deshagan las que a su juicio son las reformas sociales más avanzadas del gobierno socialista.

Entre ellas, menciona los matrimonios gays, la ampliación de la ley del aborto y los derechos de la mujer. A ellos, habrá que agregar- supongo- la propuesta de despenalizar las drogas. Es triste que toda la herencia del difunto socialismo sean algunas medidas para anestesiarnos y para hacernos olvidar que el viejo partido de Pablo Iglesias planteó alguna vez la desaparición del capitalismo y la creación de una sociedad feliz.

Pero es una gran idea escribir artículos para enviar rosas, y quiero servirme de ella para hacerlas llegar a otras Rosas.

Que les llegue una rosa a Rosa Vargas, Rosa Núñez, Rosa Miranda, Rosa Hernández, Rosa Rodríguez y todos los miles de Rosas que están haciendo de “chachas” limpiando casas y barriendo hoteles en París, Nueva York, Berlín, México y San Francisco porque sus títulos universitarios no les han valido en España para conseguir un trabajo estable.

Que le llegue una rosa en el cielo a la joven Aída de la Fuente, a quien en 1934 la llamaban la rosa roja de Asturias. Esta socialista, roja de verdad, sólo contaba 16 años de edad cuando se enfrentó con una ametralladora en la entrada de Oviedo a las descomunales tropas del general Franco durante la revolución minera. Como buena asturiana, no dejó de disparar sino hasta el momento en que la rodearon y le dieron muerte.

Que le llegue una rosa a Rosa. Supongo que así se llamaba la mujer que fue a despedir a su hijo en el puerto de Gijón pues este partía hacia América en busca de trabajo, cansado de buscarlo en su tierra nativa. Rosa es hoy una estatua de bronce. No he visto mujer más triste en el mundo. Sus ojos y su mano derecha señalan el mar y el horizonte por donde todavía espera que regrese su hijo. La llaman “La loca del Rinconín.”y es la madre de todos los desocupados que hoy se convertirán en emigrantes.

Previous

“Clase política” y voto preferencial

Next

El dios de los republicanos

7 Comments

  1. rosina valcárcel

    Excelente artículo. Congratulaciones a Eduardo, me siento orgullosa y contenta, lo abraza otra Rosa, Rosina desde Lima, Perú

  2. alberto moya obeso

    Eduardo:
    Tus artículos “Una rosa para las otras rosas” y “Camarada Violeta” me confirman que tus ideales son también los míos.Con una primera militancia en el Apra,leyendo “Por la emancipación en América Latina” y “El Antimperialismo y el APRA” me fui haciendo un marxista y socialista hasta que milité en la Izquierda Unida junto a Wálter Palacios y otros que tú conoces.Y pese a lo que pasó,sigo en esa misma línea.
    Artículos como el tuyo me ayudan a mantenerla y a contribuir a que el mundo se ladee más hacia la izquierda. Gracias por lo que dices bellamente.
    Tu amigo, Alberto Moya Obeso

  3. Ifigenia

    Muy buen artículo. Aunque la alternativa en España no está en Rosa Díez, está en Izquierda Unida, que pelea por una política fiscal, para que los ricos no se vayan de rositas, que son los que han provocado la crisis, nos evadan el capital y paguen unos impuestos justos. Lucha por que la educación y la sanidad sean públicas y no se desmonte el estado de bienestar. Hay que hacer frente a la derecha y en I.U. está la alternativa. Saludos desde Sanlúcar.

  4. Jackeline Salas Pocco

    Es lamentable que las “Rosas” tengan que pasar por todo esto, pero ojo no sólo en España se vive esto, muchas mujeres de Latinoamérica van a trabajar a Europa y son víctimas de discrimanación y todo tipo de maltratos…

  5. Marco Zaoata

    Estimadísimo Eduardo:
    Gracias a los buenos oficios de Aurora Colina, una grande y también una Rosa, puedo escribirte estas líneas. Seré breve.
    No puedo menos que adherirme a tus palabras y a bregar para que lo poco conquistado se consolide y, para lo mucho que faltará siempre por conquistar, sea siempre el derrotero de las luchas de nuestras futuras generaciones.
    Hace muchos años que no te veo.
    Cuando pases por Buenos Aires, avísame.
    Es tanto una invitación como un pedido.
    Este poema pertenece a mi libro “Mar y Viento …”. Por otros rumbos, puede acompañar:
    DIARRIO

    A Estambul
    a Marsella
    al Callao
    a Moscú
    a Nueva Orléans
    a Buenos Aires
    Camagüey

    he llegado sin mayores contratiempos esta noche No me ha molestado sin embargo
    la ansiedad que produce el ajetreo de entregar el pasaporte en tantos puertos
    La imaginación posee una cualidad, una, ésa, la de no mostrarse fatigada
    con tanto papeleo Y no se agota fácilmente Depositar un poema en la tumba
    de un tal César Vallejo Una rosa roja en la almohada de Melina Dar mi mano diestra
    a Vladimir Escupirle el ojo a Bush No ha sido poco para una noche como ésta
    en que el sueño que me viene me está impidiendo ya cargar con mis maletas
    Y ahora, me despido, Marco No quiero ni pensar lo que será mañana
    *
    Un fortísimo abrazo

  6. Xavier

    Estimado Eduardo:
    Ignoro por qué empecé a recibir sus e-mails. Creo que es usted un buen escritor, pero muy ideologizado. La literatura, en mi opinión, debe estar al servicio de la belleza, o de la verdad (que es otra palabra para decir lo mismo). Por lo tanto, cuando haga comentarios ideologizados, por favor agregue la fundamentación de los mismos, pues no existe peor fundamentalista que quien no sabe explicar sus propios fundamentos. Anticipando su pregunta, considero ideologizada toda aserción que no sea universalmente aceptada y se espete sin fundamento alguno. Creo no descubrir la pólvora si digo que las bondades del aborto y el matrimonio gay no son universalmente aceptadas. Por lo tanto, debería explicar los fundamentos racionales de por qué considera que el gobierno socialista de Zapatero, ha hecho “avances” en estos temas.
    Si no está dispuesto a explicar fundamentos razonados que permitan una apertura al debate con gente que piensa distinto, le suplico que por favor elimine mi dirección de e-mail de su lista.
    Le agradezco desde ya, cualquiera sea su decisión.

  7. Humberto Ñaupas Paitán

    Hola Eduardo,siempre tus escritos son muy amenos y además ilustrativos.La referencia a la derrota del PSOE, en las elecciones del domingo es correcta y el culpable número 1 es Rodriguez Zapatero.Sin embargo el movimiento de los indignados desde hace más de dos meses parece que fue organizado por la gente de Mariano Rajoy, con la complicidad del PSOE.Qué opinas tú?.
    Humberto Ñaupas Paitán

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén